jueves, 7 de diciembre de 2017

Un sistema completo: consciente e inconsciente, sin un yo permanente ni inmutable.




"Son muchas, dadas las distintas sensaciones a las que tenemos acceso, las cosas de nuestra experiencia vivida de las que podemos ser conscientes en cualquier momento.

Esto incluye nuestra experiencia externa del mundo y nuestra experiencia interna de ser, incluido el cuerpo, todas sus impresiones sensoriales, los pensamientos y las emociones.

Como la conciencia, sorprendentemente, puede sostener tanto el paisaje interno como el paisaje externo de nuestra experiencia, no existe separación experiencial alguna —solo parece haberla— entre interior y exterior, entre conocedor y conocido, entre sujeto y objeto y entre ser y hacer.

Y la verdad es que parece haber una separación. 

Esa aparente separación puede ser un aspecto dominante e inconsciente de nuestra experiencia. Y, lo que es más, puede oscurecer la unidad subyacente de la conciencia en la que solo hay, misteriosamente, visión, sonido, olor, sabor, tacto, sentimiento, conocimiento o, también podríamos decir, “darse cuenta”, sin “yo” permanente, inmutable y centralizado que experimente  todo eso.


No existe separación, pues, entre sujeto (“el que ve”) y objeto (“lo visto”), aunque, de nuevo, una vez más, no solo parezca haberla, sino que, en un sentido convencional, por supuesto que hay un “tú” escuchando, viendo, oliendo, degustando y conociendo. Pero ¿quién eres tú? ¿Puedes sentir el misterio que acompaña a esta indagación? ¿Y te das cuenta de su posible valor?"

 Jon Kabat Zinn

Titulo y maquetado por BMA&aktitud.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Bienvenido al presente.




“Hablamos de mindfulness como una forma de estar relacionándote con la experiencia según transcurre. Y eso significa que estás entrenando tus facultades de atención para estar en el momento presente y menos distraído. 

Si te fijas, te darás cuenta de que la mayor parte del tiempo la mente está en el futuro, planeando o preocupándose. Y cuando no está en el futuro está en el pasado, elucubrando sobre qué ocurrió realmente, quién tiene la culpa… 
Mientras tanto, el momento presente, que es el único en el que podemos ver, oler, saborear, amar, aprender, sentir… se queda estrujado entre esas dos fuerzas.”

– Jon Kabat-Zinn