viernes, 9 de junio de 2017

Como conectar con nosotros mismos





"Nuestra práctica consiste en volver siempre al momento presente, al aquí y al ahora. Solo en el aquí y el ahora podemos conectar profundamente con la vida. Aprender a vivir profundamente cada momento de la vida diaria es nuestra auténtica práctica. La respiración consciente puede devolvernos siempre al aquí y al ahora. Si perdemos la respiración consciente, perderemos el momento presente.
...
Al practicar la respiración consciente, nos hacemos realmente amigos de nuestro cuerpo. de nuestras emociones, de nuestra mente y de nuestras percepciones. 
Solo cuando hayamos desarrollado una auténtica amistad con nosotros mismos, podremos efectuar alguna transformación en esos distintos terrenos." 

Thich Nhat Hanh. "El arte de cuidar a tu niño interior"

jueves, 1 de junio de 2017

Para trascender la tensión diaria: un paseo.




Camina de forma que la paz se haga realidad en cada célula de tu organismo, en cada célula de tu conciencia.Cuando respiramos pacíficamente, la paz de nuestra respiración penetra en nuestro cuerpo y nuestra mente. 


Entonces, muy pronto, en apenas un instante, el cuerpo, la mente y la respiración se hacen uno en la concentración y nos inunda la energía de la estabilidad, la solidez y la libertad generadas por cada uno de nuestros pasos...

"He llegado. Estoy en casa", no es una declaración. Es una practica y solo tu puedes saber si has llegado al aquí y al ahora; nadie mas podrá decírtelo. 

Si te has instalado en el aquí y el ahora, te sentirás libre, ligero y en paz y entraras en contacto con todas las maravillas que la vida nos ofrece.

Thich Nhat Hanh.(Saborear)
Maquetado por BMA&aktitud

Experimenta Mindfulness con 
BMA & aktitud 
 Grupos de práctica semanal guiada.
 info@bmaktitud.com
 639336242


martes, 23 de mayo de 2017

Nuestro critico interno





 Jiyu Kennett Roshi, maestro Zen, dijo que el entrenamiento de liberación comienza con la compasión por uno mismo, y que cultivar una mente sin prejuicios hacia nosotros mismos es la clave para una verdadera compasión hacia todos los seres. 

La esencia de la atención es ver, entender y encontrar la libertad dentro de todo lo que se siente insuperable y nublado por la confusión. 

Mindfulness es una experiencia de momento presente, tratamos de abrazar y comprender la totalidad de cada momento con ternura, calidez e interés. Teniendo en cuenta esta comprometida atención, descubrimos que es imposible odiar o temer nada que entendemos verdaderamente, incluyendo nuestro critico interno. 

viernes, 19 de mayo de 2017

Practica la respiración consciente




Puedes probar esta simple práctica de respiración consciente.

Respirar junto con este GIF para calmar tu mente estresada. Céntrate en la sensación de la respiración dentro y fuera.


jueves, 11 de mayo de 2017

Ser conscientes de lo bueno es un arte, hay que practicar.




 La respiración nos invita a descansar y recuperarnos.

paseo de primavera.
Cuando los primeros seres humanos hacían frente al ataque de depredadores, la respiración se aceleraba y se tensaban los músculos en preparación para la lucha o huida.
Si sobrevivía el ataque, le seguía un período de descanso y recuperación,  la respiración se ralentizaba y el cuerpo se volvía a equilibrar.
Las mismas reacciones se producen en nosotros hoy en día, excepto que muchas de las amenazas a las que nos enfrentamos son crónicas y constantes (trabajos estresantes, vecinos ruidosos, a largo plazo enfermedad etcétera) y nuestro cuerpo no tiene muchas posibilidades de volverse a equilibrar.

belleza y equilibrio.
La quietud y el espacio de la atención a la respiración nos permiten pasar al modo de recuperación.  Tomarte tu tiempo para salir del frenético ritmo de actividad o preocupación que muchos de nosotros vivimos.
La práctica de la atención plena regular a la respiración nos puede salvar del estrés crónico y sus consecuencias negativas para nuestro cuerpo y nuestra mente, que forman un sistema completo.


Experimenta Mindfulness con 
BMA & aktitud 
 Grupos de práctica semanal guiada.
 info@bmaktitud.com
 639336242







viernes, 28 de abril de 2017

"Meditar es sencillo, lo difícil es querer meditar"


Para superar la ansiedad, el estrés, la tristeza necesitamos volver a mirar hacia dentro. El silencio y la meditación son las herramientas.

"No se trata de ser un experto o un virtuoso, basta con ser un aficionado al silencio
Debemos erradicar el mito de la mente en blanco. 

El ideal no es el control absoluto de la mente, sino la absoluta aceptación de lo que la mente es, lo que es algo distinto. No se trata de alcanzar la perfección formal, sino la pureza de corazón. 

No amamos lo perfecto, sino lo auténtico. La vida no es perfecta y la meditación tampoco, basta que estemos vivos y despiertos

El principal “beneficio” de la meditación es que podemos acercarnos a quienes realmente somos."

De la entrevista a Pablo D'ors en Mentesana

Experimenta Mindfulness con 
BMA & aktitud 
 Grupos de práctica semanal guiada.
 info@bmaktitud.com
 639336242


lunes, 27 de marzo de 2017

Meditar caminando




Meditar caminando


De manera semejante a la meditación en quietud, la meditación caminando es un ejercicio simple y universal para practicar la calma y la conciencia. Se puede practicar regularmente, antes o después de una meditación sentados, después de una jornada de trabajo o por la mañana, antes de empezarla. El arte de la meditación caminando consiste en aprender a tomar conciencia de que caminas, en usar el movimiento natural del caminar para cultivar una presencia mentalmente despierta.

Elige un lugar tranquilo que te permita ir y venir, de unos veinte pasos al menos. Comienza colocándote en un extremo de esta «senda de caminante» con los pies bien plantados en el suelo. Deja que las manos pendan con naturalidad de manera que estén relajadas.
Cierra un momento los ojos, céntrate y siente tu cuerpo sobre la tierra. Siente la presión en los extremos de los pies y vive todo esto en estado de atención.
Comienza a caminar lentamente. Camina con tranquilidad y dignidad.

Presta atención a tu cuerpo. En cada paso, siente cómo se levante tu pie y la pierna se aleja de la tierra. Toma conciencia cada vez que coloques el pie en tierra.
Relájate y procura que tu andar sea suelto y natural. Siente cada paso al caminar. Cuando llegues al final del trayecto, detente un momento. Céntrate, date la vuelta con cuidado, detente otra vez para caer en la cuenta del primer paso de regreso.
Sigue regresando al punto de partida. Cuando llegues, empieza de nuevo el recorrido por espacio de unos diez minutos o más. Lo más normal es que, con frecuencia, tu mente se distraiga.

En cuanto percibas alguna distracción, advierte con serenidad en qué dirección apunta: «vagabundear», «pensar», «escuchar», «planear»… Entonces, procura sentir el paso siguiente.

No te preocupes: tendrás que hacer esto un montón de veces. Da igual que te hayas distraído un segundo o diez minutos. Lo que importa es que tomes conciencia de dónde has estado regreses al presente, al aquí y al ahora, en el siguiente paso que te toque dar.

Después de practicar unas cuantas veces este ejercicio aprenderás a usarlo para serenarte y recogerte, para vivir más despierto, con una conciencia dilatada.
De este modo puedes extender esta práctica de manera informal cada vez que tienes que salir de compras o realizar cualquier trayecto a pie. Puedes aprender a disfrutar caminando sin estar siempre pensando, haciendo planes, etc.
Basta con que te habitúes a vivir el momento presente, a ensamblar tu cuerpo, tu corazón y tu mente a medida que te mueves.
(Inspirado en lecturas de Thich Nhat Hahn) Agustín Prieta
Maquetado por BMA&aktitud