jueves, 11 de enero de 2018

¿Como empiezo...o como sigo?


  Si Mindfulness es una de las cosas que vas a hacer este año, aquí hay siete maneras de comenzar tu práctica de manera efectiva…


1 - Comienza con intención

La atención plena te va a tomar un poco de tu tiempo y requerirá perseverancia antes de dar fruto por lo que es muy importante tener claro qué vas a iniciar este viaje y lo que tú estás esperando conseguir. Comienza a pensar en las siguientes preguntas:
¿Por qué quiero practicar la atención?
¿Qué estoy tratando de crear en mi vida?
¿Qué me gustaría experimentar más de, y menos de, en 2018?
¿Cómo puedo saber si me estoy volviendo más consciente?
A continuación, escribe los siguientes esquemas de oraciones, reflexiona por un momento, y luego complétalos con tus propias palabras:
Me gustaría desarrollar mi práctica de Mindfulness porque me he comprometido a...
Mindfulness es importante para mí porque...
Esta perfectamente bien, si no tienes demasiado que escribir al principio. Sigue trabajando estas frases y actualízalas a medida que evoluciona tu práctica.
2 - Comienza suavemente

El aterrizaje de tu hábito de practicar necesitara disciplina, se amable contigo mismo cuando tu dedicación disminuye o cuando un determinado tipo de práctica te pesa demasiado. Honra el ritmo de tu evolución y práctica el auto-perdón cuando  te deslices. El crecimiento personal y la evolución de la conciencia siguen un flujo natural, tratar de observar el tuyo sin juzgar y haz espacio para los cambios de ritmo. Con una perseverancia compasiva  serás más propenso a mantener el rumbo.
 3 - Comienza lentamente

Comienza con meditaciones cortas y aumenta el tiempo gradualmente a medida que madura tu práctica. Es mucho mejor empezar con una práctica de cinco minutos, cinco días a la semana, y mantenerla a la, que aspirar a 30 minutos todos los días, y perder rápidamente el hábito…
También tendrás que planificar cuidadosamente tu rutina para construir Mindfulness en tu rutina diaria. Este trabajo de preparación significará que tu práctica tiene un espacio comprometido en tu día…Confía en mí, vale la pena.
4 - Comienza tu camino
 Simplemente estamos aprendiendo a cerrar los ojos, a  sentirnos tranquilos y estar en paz con nosotros mismos. 
… Encuentra tu propio camino en tu práctica permitiendo que tu curiosidad te lleve hacia adelante. Nuestra experiencia  (la vida) es mucho más compleja de lo que sabemos… Sigue la respiración, siente el cuerpo, observa la mente de una nueva manera.
5 - Comienza con prudencia

El interés por practicar  viene de una inquietud personal. Quizá  “quiero escucharme a mí mismo”. Es hacer espacio para oír la sabiduría de tu cuerpo y de tu mente. Si estás interesado en la meditación, algo nuevo estás tratando conocer…
6 - Comienza Reflexivamente

Hay cantidad de cosas que surgen dentro de tu conciencia en cualquier momento de la práctica. Puedes tener un diario o libreta a tu lado para escribir sobre tu práctica. En mi experiencia, incluso la más pequeña revelación puede construir a una  nueva comprensión de ti mismo.
7 – Comienza con alegría

Si no se tiene cuidado, la práctica de Mindfulness puede convertirse rápidamente en una tarea más que se deja de hacer, recuerda tu intención y por qué estás practicando. 
Durante los 21 años que he estado meditando, mi práctica ha sufrido altibajos y ha vuelto a nacer de muchas maneras diferentes. Lo que he llegado a aprender es que dedicar tiempo para sentarse en silencio en nuestro mundo de  distracción, de cambio y de vulnerabilidad, es nada menos que un acto revolucionario.
Así que sea cual sea tu razón para practicar la conciencia plena este año que comienza, siéntete orgulloso de tu compromiso, y el  tiempo de tu meditación será un regalo diario para ti mismo!
 Neil Seligman. Hoffpost. Ene 01, 2018.
Traducido y maquetado por BMA&aktitud




viernes, 29 de diciembre de 2017

Reunir dos metodos de investigación.



La ciencia de la mente y  la Ciencia del Cerebro

Mientras que los métodos científicos son útiles, dice el Dalai Lama, la mente también debe ser estudiada mediante la observación rigurosa de nuestra propia experiencia subjetiva.


La alegría de encontrarte con alguien al que amas, la tristeza de la pérdida de un amigo cercano, la riqueza de un sueño vívido, la serenidad de un paseo por un jardín en un día de primavera, la absorción total de una profunda meditación, todas estas cosas y otras semejantes  constituyen la realidad de nuestra experiencia de la conciencia.
Independientemente del contenido de cualquiera de estas experiencias, nadie en su sano juicio puede dudar de su realidad. 
Cualquier experiencia de la conciencia, desde las más cotidianas a la más elevada, tiene una cierta coherencia y, al mismo tiempo, un alto grado de privacidad, lo que significa que siempre existe desde un punto de vista particular. 
La experiencia de la conciencia es totalmente subjetiva. La paradoja, sin embargo, es que a pesar de la realidad indiscutible de nuestra subjetividad y miles de años de examen filosófico, hay poco consenso sobre qué es la conciencia. 
La ciencia, con su característico método en tercera persona y la perspectiva objetiva sorprendentemente ha hecho pocos progresos para comprenderla…

De El Universo en un solo átomo de Su Santidad el Dalai Lama, publicado por Morgan Road Books, una división de Random House, Inc. Reproducido con permiso. © 2005 por Su Santidad el Dalai Lama.
LR

jueves, 21 de diciembre de 2017

Feliz Navidad desde BMA & aktitud



View this email in your browser
 Siempre resulta interesante cambiar de perspectiva
Felices Fiestas.
Os deseamos lo mejor para el 2018
Copyright © 2017 BMA & aktitud, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by MailChimp

sábado, 16 de diciembre de 2017

Practica de autocuidado para estas Navidades



Práctica de autocuidado
para estas Navidades



Durante estos días de muchas fiestas, ocuparemos nuestro tiempo  quizá más en estar con amigos, con familia…tiempo de socializar. Iremos de compras…comeremos y beberemos cosas ricas…Todo eso está muy bien, pero seamos conscientes de que las primeras cosas que salen por la puerta en estos dias son nuestros hábitos positivos de salud fisica y mental, que nos proporcionan equilibrio y bienestar.

 Como conservar todo los que practicamos a lo largo de nuestras jornadas más rutinarias es difícil y poco probable, sería interesante no renunciar a todos nuestros hábitos saludables como el  ejercicio regular, tu práctica de la atención plena, si es que meditas regularmente, dormir bien y más...


Puedes hacer un compromiso integrando uno o dos de tus hábitos saludables en tu agitada agenda. 

Propóntelo como objetivo. Esto te ayudara a surfear estos próximos días entre vacaciones, amigos y familia, y disfrutar más de todo este tiempo.

Feliz Navidad .


jueves, 7 de diciembre de 2017

Un sistema completo: consciente e inconsciente, sin un yo permanente ni inmutable.




"Son muchas, dadas las distintas sensaciones a las que tenemos acceso, las cosas de nuestra experiencia vivida de las que podemos ser conscientes en cualquier momento.

Esto incluye nuestra experiencia externa del mundo y nuestra experiencia interna de ser, incluido el cuerpo, todas sus impresiones sensoriales, los pensamientos y las emociones.

Como la conciencia, sorprendentemente, puede sostener tanto el paisaje interno como el paisaje externo de nuestra experiencia, no existe separación experiencial alguna —solo parece haberla— entre interior y exterior, entre conocedor y conocido, entre sujeto y objeto y entre ser y hacer.

Y la verdad es que parece haber una separación. 

Esa aparente separación puede ser un aspecto dominante e inconsciente de nuestra experiencia. Y, lo que es más, puede oscurecer la unidad subyacente de la conciencia en la que solo hay, misteriosamente, visión, sonido, olor, sabor, tacto, sentimiento, conocimiento o, también podríamos decir, “darse cuenta”, sin “yo” permanente, inmutable y centralizado que experimente  todo eso.


No existe separación, pues, entre sujeto (“el que ve”) y objeto (“lo visto”), aunque, de nuevo, una vez más, no solo parezca haberla, sino que, en un sentido convencional, por supuesto que hay un “tú” escuchando, viendo, oliendo, degustando y conociendo. Pero ¿quién eres tú? ¿Puedes sentir el misterio que acompaña a esta indagación? ¿Y te das cuenta de su posible valor?"

 Jon Kabat Zinn

Titulo y maquetado por BMA&aktitud.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Bienvenido al presente.




“Hablamos de mindfulness como una forma de estar relacionándote con la experiencia según transcurre. Y eso significa que estás entrenando tus facultades de atención para estar en el momento presente y menos distraído. 

Si te fijas, te darás cuenta de que la mayor parte del tiempo la mente está en el futuro, planeando o preocupándose. Y cuando no está en el futuro está en el pasado, elucubrando sobre qué ocurrió realmente, quién tiene la culpa… 
Mientras tanto, el momento presente, que es el único en el que podemos ver, oler, saborear, amar, aprender, sentir… se queda estrujado entre esas dos fuerzas.”

– Jon Kabat-Zinn


viernes, 24 de noviembre de 2017

¿El futuro es ahora?




¿Cuál es el propósito de la vida? ¿Consiste acaso en ir a otro lugar, darte cuenta de que todavía no eres feliz y desplazarte luego a otro sitio?

Si no estamos atentos, siempre nos aparecerá en el horizonte un lugar mejor en el que estar: ”cuando me retire, cuando termine la carrera, cuando tenga suficiente dinero, cuando me case, cuando me divorcie, cuando los niños crezcan y se vayan de casa”, pero espera, espera un poco… ¡este es ese momento!.

Esta es realmente tu vida. Este momento es el único que tienes. Todo lo demás es recuerdo (que también está aquí) y anticipación (que también sucede aquí y ahora).

Este momento es tan bueno como cualquier otro. De hecho este momento ya es perfecto. Perfecto tal cual es. E imperfecciones incluidas lo abarca todo.

Pero que no debas esforzarte no implica, como ya hemos visto,  que no te queden todavía muchas cosas por hacer.

…/…

Aun el más pequeño indicio que nos recuerde “que esto es eso”, que estamos vivos ahora, o que ya estamos aquí, implica una gran diferencia. Porque, como ya hemos visto, el futuro que anhelamos ya está aquí ¡es éste!.

Este instante es el futuro de todos los instantes previos de tu vida, incluido aquel en el que pensabas y soñabas tiempo atrás. Ya estás ahí. Se llama “ahora”.

El modo en que te relaciones con este momento, influye en la calidad y el carácter del momento siguiente. Ahora puedes, si asumes tu presente, cambiar tu futuro.

¡qué oportunidad más extraordinaria!

Fragmento de "Mindfulness para principiantes" de Jon Kabat-Zinn