lunes, 6 de noviembre de 2017

El sueño es esencial.




“Se dice que el tiempo cura todas las heridas, pero mi investigación sugiere que el tiempo dedicado a dormir es lo que cura”
-Dr. Matthew Walker


Recogemos un extracto de la entrevista al Dr. Matthew Walker que nos revela la importancia dormir lo suficiente en términos de salud.


 La sociedad ha llegado a una etapa en la equiparamos el sueño con la pereza. Eso es una cosa terrible. Y es extraño, ya que no siempre tenemos esa opinión. Considere un bebe durmiendo durante el día. Nadie mira al bebé y le dice: “Qué bebé más perezoso.” No hagas eso, porque nos damos cuenta que en esa etapa de la vida del sueño es absolutamente esencial.

Nosotros, como sociedad, hemos abandonado la idea de que el sueño es esencial y útil. En todo caso, nos hemos convertido en orgullosos de lo poco que dormimos. En términos de una pandemia de la salud pública, estamos con el sueño donde estábamos con el fumar hace 50 años. 

Tenemos toda la ciencia para entender lo malo que es no dormir lo suficiente; pero los científicos aún no han logrado influir en el modo de pensar de los responsables políticos de salud pública. Pero tengo la esperanza de que esto cambie, y cambie pronto.
Creo que lo que más me ha sorprendido (en mi investigación) ha sido la magnitud del beneficio que se obtiene de dormir el tiempo suficiente, así como la gravedad de los perjuicios que se producen cuando no se consigue lograrlo.

Yo diría que, si nos fijamos en cómo se cubren otras necesidades biológicas como comer y beber, es bastante claro que la falta de una noche de sueño causa perjuicios a su cerebro y el cuerpo que superan con creces la falta de alimentos durante el mismo período de tiempo. 

… El sueño es esencial.

En pocas palabras, la cosa más importante que podemos hacer todos los días para restablecer la salud del cerebro y el cuerpo es dormir. 

Una vez que comencemos a conseguir al menos 7 horas de sueño, podemos empezar a notar los cambios biológicos y de comportamiento con bastante claridad.

La gente dirá, “yo puedo sobrevivir con 4 o 5 horas de sueño.” Pero su opinión es subjetiva y poco realista. Esencialmente es como el conductor borracho que en la barra del bar pide las llaves de su coche después de un par de copas diciendo: “No, no. Creo que estoy bien. Estoy perfectamente bien para conducir “.


Publicado por The Greater Good Science Center at UC Berkeley

Entrevista completa al Dr. Matthew Walker, neurólogo y psicólogo de la Universidad de California, Berkeley en este enlace

viernes, 3 de noviembre de 2017

¿Hacia dónde diriges tu atención?



Tal vez la calidad de vida no dependa enteramente de la
atención, pero sí en buena parte.

La cuestión es: si el mundo es un escenario, como dijo Shakespeare, ¿hacia dónde diriges tu atención?...

 
Decidir a qué prestamos atención durante esta hora, este día, esta semana o año, por no hablar de toda una vida, constituye un quehacer exclusivamente humano, y nuestra satisfacción depende en gran parte del éxito que tengamos en esta tarea.


Estar atento constituye una estrategia excelente para experimentar bienestar, pero al principio cuesta un poco. El mero acto de comprender el papel de la atención en la construcción de la experiencia requiere un esfuerzo considerable, porque nos obliga a mirar el bosque en vez de los árboles.
La atención moldea la experiencia  al seleccionar algo de cuanto sucede en nuestro mundo interno o externo y excluir el resto.

Prestar atención plena, ya sea a un arroyo o a una novela, al
bricolaje o a la oración, incrementa la capacidad de abstracción,
expande los límites internos y levanta el ánimo, pero,
por encima de todo, nos hace sentir que la vida vale la pena…

Extraído de la obra "Atención plena. El poder de la concentración" de W.Gallagher.

jueves, 26 de octubre de 2017

Cuatro elementos para mantenerse saludable.


Tanto Davidson y Mingyur Rinpoche (Rinpoche es un término honorífico tibetano significa “ser precioso”) estaban en Hong Kong recientemente para un taller de liderazgo titulado “Domine su mente, Domine su éxito”, un evento con entradas agotadas que también contó con la estrella de cine de artes marciales Jet Li un ávido practicante de la meditación. 

Preguntó cómo el hombre más feliz también se mantiene saludable, Mingyur citó cuatro elementos:


“Uno de ellos, el ejercicio físico. Incluso si estoy muy ocupado, trato de hacer tiempo. Mientras estuve en Hong Kong, fui de excursión por las montañas tres veces... me gusta el senderismo. Así hago ejercicio. 
En segundo lugar está la meditación
El tercero es la dieta, comer alimentos saludables. 
Y cuatro es el sueño

Estas cuatro cosas son realmente importantes para la salud. Para mí, seis horas de sueño son suficientes. Pero a veces, si estoy realmente ocupado, quizá sean necesarias siete horas.

Para aquellos que luchan para llegar a dormirse, hay una práctica de meditación llamada “conciencia del cuerpo. Uno simplemente  siente su cuerpo y siente cualquier sensación en el cuerpo, sólo para darse cuenta de ello, ser consciente y luego  duerme. Es bueno para el sueño. Le ayudará a relajarse. Incluso si usted no puede dormir el 100 por cien, hay un beneficio que emerge similar al  de dormir “.

Publicado: Martes, 24 de de octubre de, 2017, 7:19 am


martes, 24 de octubre de 2017

Calmar tu mente frenética


"...El objetivo de la meditación no es controlar la mente ni aclararla. Esos son los buenos efectos secundarios de la meditación, no los objetivos. Si tu objetivo es aclarar tu mente, acabarás envuelto en una lucha con un oponente muy hábil.

Mindfulness ofrece un enfoque mucho más sabio, es como un microscopio que revela los patrones más profundos de la mente. Cuando empiezas a ver la mente en acción, también empezarás a sentir cuando tus pensamientos se dispersan.

Cuando surgen sensaciones intensas, notas como se crea el “dolor” a partir de la incomodidad a través de los pensamientos que tienes al respecto, y especialmente de los pensamientos sobre cuánto van a durar.
El simple acto de observar tus pensamientos los apacigua, porque pasan a ocupar un espacio más grande. Tienden a difuminarse.

Tu mente frenética se calma no porque todos tus pensamientos desaparezcan, sino porque les permites que sean como son. Al menos en ese momento preciso. La práctica diaria te ayuda a recordártelo continuamente, porque es algo muy fácil de olvidar.

Ese recordatorio es la conciencia."

Mark Williams y Danny Penman "Mindfulness" 2011 Maquetado por BMA & aktitud





miércoles, 18 de octubre de 2017

5 preguntas para superar momentos estresantes

Hazte estas 5 preguntas para superar momentos estresantes

¿Alguna vez te han capturado  las garras de emociones extremas? Voy a saber que cualquier decisión  luego probablemente no era la mejor. 
Cuando estamos ansiosos, enojados o tristes, rara vez hacemos lo más inteligente. En el trabajo, en el amor, o en cualquier otra cosa que hagamos, necesitamos fuerza emocional para estar tranquilos y hacer lo correcto. 
Lidiar con los altibajos de sentimientos no es nada nuevo para nosotras. Pero sí podemos analizar lo que se puede hacer para lidiar con emociones difíciles.
Podemos hacernos cinco preguntas que nos ayudan cuando las emociones secuestran tu cerebro.

1.     Una mente preocupada.

Cuando tu mente se llena de ansiedad preocupaciones y dudas, hazte esta pregunta: «¿Me es útil esta preocupación?»
Nuestro cerebro, generalmente comienza a multiplicar posibilidades negativas como un loco. Y cometemos el error de tomárnoslas en serio.
Una acción simple que tu puedes hacer ahora mismo para mejorar tu vida es utilizar un boligrafo y escribir
Recuerda: no eres tus pensamientos.
El cerebro produce pensamientos. Ese es su trabajo. Pero no está bajo tu control, y sólo porque algo está en tu cabeza, no significa que eres tú y que por lo tanto debes tomártelo en serio.
Pero si no eres tus pensamientos, ¿quién eres tú?
Eres la persona que decide que pensamientos son útiles y deben tomarse en serio.
Ocupar la posición del observador nos permite controlar los pensamientos.
Entonces estamos ante pensamientos preocupados, que no somos nosotras. Podemos tomar decisiones con respecto a ellos.
Eres el jefe del Ejecutivo de su cerebro. No puedes controlar todo lo que pasa en “Tu mente SA”, pero puedes decidir qué proyectos serán financiados con su atención y acción (tus recursos).
Así que cuando una preocupación te molesta, da un paso atrás y pregúntate: "¿es útil esta preocupación?"
Este pensamiento que ha surgido, ¿es útil? ¿Me sirve a mí, o quizá  a otros de alguna manera, o no?
¿Estoy simplemente jugando, tal vez con antiguos miedos, o juicios?  ¿Son cosas  que no son muy útiles para nosotros mismos ni para otros?
….
Esta pregunta y su respuesta nos ayudan a ver y discernir las diferencias y tomar mejores decisiones que nos llevan experiencias más felices.
….
Podemos llegar a la conclusión: Si la preocupación es razonable, podemos y haremos algo al respecto.
Si es irracional o está fuera de tu control, lo reconocemos como tal.

2.   En segundo lugar, pregúntate: "¿El mundo me debe esto?"
Tú tienes derecho a enfadarte. Sientes que tienes derecho a algo, la realidad no responde a tus expectativas y explotas: Te dañas a ti mismo o a otras personas.
El tráfico es malo. Te enojas. Vamos a traducir el proceso de pensamiento: "El tráfico nunca debe causarme problemas. El mundo me debe un tráfico fluido que respete mis horarios y mi vida." ¿Esto te suena razonable? No demasiado.
O alguien no hace lo que dijo que iba a hacer. Me enfado. Ahora te dices a ti mismo, "¡Las personas deben hacer lo que dicen que van a hacer! Tengo derecho a estar enojado!"
Sí, sería estupendo que así fuera, pero ¿es una expectativa razonable? Claro que no.
Conoces a mucha gente que no siempre hace lo que dice.


Podemos decidir responder de algún modo. ¿Pero la ira?
La sensación de enfado es toda tuya. Parece que las expectativas eran poco realistas. ¿En serio pensabas que todo el mundo cumple lo que dice?...
Cada vez que pienses que esto debería ser así, probablemente estás diciendo que el universo está obligado a hacer tu voluntad. Buena suerte con eso!
Así que la solución a tu enfado es preguntarte: "¿el mundo me debe esto?"
Es una pregunta trampa. Porque el mundo no debe nada a nadie... Una vez más, hablamos de expectativas razonables.
Si creemos que el mundo nos lo debe todo, siempre nos sentiremos decepcionados y frustrados. Si pensamos que el mundo no nos debe nada, todo lo que tengamos y consigamos en la vida nos llenará de sentimientos de gratitud y orgullo.

3.   ¿Necesito “esto” para vivir una vida feliz?"
Tal vez no estás preocupada o enojada. Tal vez sólo estás abrumada por la tristeza. Bueno, pregúntate...
¿Necesito “esto” para vivir una vida feliz? 
….
¿Qué necesitas realmente vivir una vida feliz?
Como Marco Aurelio dijo: " se necesita muy poco para tener una vida feliz; y  todo está dentro de ti, en tu forma de pensar". Así que la próxima vez que algo te incomoda o su ausencia te hace sentir triste, pregúntate a ti mismo, "Debo tener/hacer/sentir esto para vivir una vida feliz?"
….
4.   "¿Así es como quiero ser?"
Cuando nos invaden las emociones negativas, puede ser difícil tomar buenas decisiones. Pregúntate...
"¿Es así como quiero ser?"
Toneladas de cosas afectan tus decisiones todos los días. Contexto, amigos y estados de ánimo afectan a lo que haces y quién eres. Esto es algo bueno, porque significa que podemos cambiar.
Pero supone un reto, porque significa que necesitas una guía para decidir qué persona quieres ser hoy.
Cuando debes tomar decisiones difíciles, es preciso pensar si lo que planeas hacer está alineado con el "tú" que quieres ser, del que estarías orgulloso.
Bueno, esto todo ha sido muy centrado dentro de tu cabeza. ¿Cómo puede ser emocionalmente fuerte cuando alguien con que está tratando es ser emocionalmente débil o difícil? Pregúntate a ti mismo...

5.    "¿Te has sentido alguna vez de esa manera?"
Probablemente hayas sentido algo similar. Así que puedes comprender su sentimiento.
La compasión suena bonita, pero ¿realmente produce resultados? Absolutamente. Y la investigación demuestra que obtienes mayores beneficios si lo haces cuando es menos probable desearlo , por ejemplo durante una discusión.
Resumen:
Aquí están las cinco preguntas de la sabiduría ancestral que te hará emocionalmente fuerte:
¿Es útil?" Más preocupante todavía no. Tomar una decisión para hacer algo o dejarlo ir.
2. "¿El mundo me debe esto?" No. No tener derecho. Tener expectativas realistas y no enojarse.
3. "¿Debo tener para vivir una vida feliz?" Probablemente no. Se necesita poco para hacer una vida feliz y hay muchas maneras de obtener esas cosas.
4. "¿Este es el que quiero ser?" Actuar del modo que lo harías estando en tu mejor momento.
5. "¿Nunca te has sentido así?" Responder a los problemas de los demás con compasión y ambos tendrás menos problemas.


Eric Barker es el autor del nuevo libro "ladrando al árbol equivocado: la sorprendente ciencia detrás de porqué todo lo que sabes sobre éxito es (sobre todo) mal." Esta pieza está adaptada desde su blog y republicada con permiso.

viernes, 6 de octubre de 2017

Antes de poder estar con otros, primero tenemos que aprender a estar solos


Recogemos una parte de un artículo de Jennifer Stitt en el que reflexiona acerca de la necesidad de un espacio para desarrollar el propio pensamiento separado del ruido de una sociedad global hiperconectada. En este sentido creemos que la meditación y la práctica de Mindfulness nos asegura ese momento y ese lugar.

"...En nuestro mundo hiperconectado, un mundo en el que nos podemos comunicar constantemente y al instante por internet, rara vez  recordamos abrir espacios para la contemplación a solas. 
Comprobamos nuestro correo electrónico cientos de veces al día; lanzamos miles de mensajes de texto al mes; obsesivamente tecleamos a través de nuestra cuenta de Twitter, Facebook e Instagram, tenemos la necesidad perentoria de conectar a todas horas con conocidos cercanos y casuales. Buscamos amigos de amigos, ex-amantes, gente que apenas conocemos, gente con la que no hemos tenido relación alguna. Ansiamos compañía constantemente.


... si perdemos nuestra capacidad para la soledad, nuestra capacidad de estar a solas con nosotros mismos, entonces perdemos nuestra propia capacidad de pensar. 
Corremos el riesgo de quedar atrapados en la multitud. Corremos el riesgo de ser 'arrastrados por lo que hace todo el mundo y  aquello que todo el mundo cree' - ya no es capaz, en la jaula de la conformidad irreflexiva, para distinguir 'el bien del mal, lo bonito de lo feo'. La soledad no es sólo un estado mental esencial para el desarrollo de la conciencia del individuo, sino también una práctica que prepara para participar en la vida social y política. 
Antes de que podamos estar en compañía de otros, tenemos que aprender a hacernos compañía a nosotros mismos."

Jennifer Stitt 
Universidad de Wisconsin-Madison

viernes, 29 de septiembre de 2017

Pensamiento lento


Carl Honoré, (impulsor del movimiento Slow) nos anima a desacelerar la mente en su obra Elogio de la lentitud. 


"Como una abeja en un arriate, el cerebro humano evoluciona naturalmente de un pensamiento al siguiente. En el lugar de trabajo, donde impera la alta velocidad, donde los datos y las fechas límite se suceden con rapidez, todos nos sentimos apremiados a pensar con celeridad. La reacción más que la reflexión está a la orden del día. Para sacar el máximo provecho del tiempo, y también para evitar el hastío, llenamos cada momento libre de estímulo mental. ¿Cuádo se sentó Ud. por ultima vez en una silla, cerró los ojos y se limitó a relajarse?.



Mantener la mente activa es hacer un mal uso de nuestro recurso natural más preciado. Es cierto que el cerebro puede obrar maravillas cuando tiene puesta la marcha directa, pero rendirá mucho más si se le da la ocasión de desacelerar de vez en cuando. Reducir la velocidad de la mente, puede redundar en una mejor salud, calma interior, concentración reforzada y capacidad de pensar de un modo más creativo. Puede aportar lo que Kundera denomina la "sabiduría de la lentitud""